Ende dieses Seitenbereichs.

Beginn des Seitenbereichs: Inhalt:

Choques Culturales Entre Austria Y España

Donnerstag, 14.02.2019, #studieren

No te preocupes, te acabarás acostumbrando. Zwei Studentinnen aus Spanien berichten über ersten Erfahrungen mit der österreichischen Kultur

Dieser Blogartikel wurde von zwei Studentinnen des Instituts für Translationswissenschaften  im Rahmen der Lehrveranstaltung Transkulturelle Kommunikation WS 2018/19 verfasst.  Beide kommen aus Spanien und berichten auf unterhaltsame Art und Weise über ihre ersten Erfahrungen und Begegnungen mit der österreichischen Kultur.

Viel Spaß beim Lesen!

 

Conocer una nueva cultura es uno de los aspectos más gratificantes, pero a la vez más difíciles, de pasar tiempo en un país extranjero. Aunque por un momento no entiendes nada de lo que está ocurriendo a tu alrededor, cuando consigues comprender lo sucedido, te das cuenta de lo maravilloso que resulta conocer una nueva cultura y sus pequeñas peculiaridades. Nosotras somos dos estudiantes españolas en Austria, una haciendo un máster y otra un Erasmus. Desde que hemos llegado, no hemos parado de conocer la rica cultura de este país y no deja de asombrarnos día a día. Por ello, en este blog nos gustaría daros a conocer algunos de los choques culturales que hemos vivido desde que llegamos a Austria.

¿Dos besos o dar la mano?
Si vienes de España estarás acostumbrado a saludar y a despedirte con dos besos en las mejillas, pero una vez llegues a Austria te vas a dar cuenta de que hacer eso aquí resultaría raro si no conoces a la persona. Por lo tanto, para asegurarte de hacer lo correcto, al saludar da la mano, indiferentemente del sexo y de la edad. Una vez tengas más confianza, podrás dar un abrazo o un beso.

También la distancia corporal es importante: Los austríacos prefieren dar la mano porque requiere menos contacto físico. En España nos acercamos mucho a la otra persona también cuando mantenemos una conversación y esto puede resultarles poco agradable.

¿Cómo son los horarios?
Desde luego uno de los aspectos que más me chocaron al llegar a Austria fueron los horarios. ¿Te imaginas comer a las 12.00 o cenar a las 18.00 o 19.00? Pero entonces… ¿y la merienda? Estamos tan acostumbrados a comer y cenar tarde que es un gran reto al venir. Aquí el día comienza antes y en los meses de invierno anochece más pronto que en España, por lo que al final sus horarios acaban teniendo sentido. También en las tiendas y supermercados el horario es muy distinto. Los domingos todo cierra y durante la semana la mayoría de los comercios abren muy pronto, sobre las 7.15 y cierran a las 18.00 - 19.00 y los sábados incluso antes.

¿Tú o usted?
¿Tú o usted? La eterna pregunta que te haces todos los días y en todas las situaciones posibles. Al contrario que en España, donde está totalmente generalizado tutear, en Austria nos encontramos con la situación contraria. Ya estés en un restaurante, en una tienda, en la universidad, etc... emplea siempre la forma “usted”. Cuando conozcas a alguien trátala de usted y cuando la conozcas bien podrás empezar a tutearla. Es difícil para un español no tutear ya que a nosotros nos gusta más el trato más cercano, pero al final te acostumbrarás.

¡Quítate los zapatos!
En España no es costumbre llegar a la casa de otra persona, quitarte los zapatos y dejarlos en la entrada. Si quisiéramos hacer eso (para sentirnos más cómodos), pediríamos primero permiso al anfitrión. Sin embargo, en Austria resultaría muy chocante entrar con tus zapatos de la calle y ensuciar la casa, por lo que todo el mundo se descalza. Con el tiempo te acabarás acostumbrando y hasta empezarás a fijarte en qué calcetines te vas a poner (¡no vaya a ser que tengan algún agujerito!).

El traje típico como algo habitual
Que no te parezca extraño, encontrarte por la calle a gente vestida con traje tradicional. Es muy común ver a personas usando los trajes típicos en el día a día. No solo eso, sino que también hay gente que utiliza el traje como uniforme de trabajo como en algunos hoteles o restaurantes. Aquí puedes usar los trajes a cualquier hora del día, que nadie va a mirarte raro. La gente usa el traje también para diferentes actividades como ir a misa, asistir a una fiesta, a un cumpleaños, a eventos importantes de la universidad e incluso se llegan a casar con esta vestimenta y por lo tanto, los invitados también pueden ir con este traje.

Como pagar en un restaurante
A la hora de pagar la cuenta en un restaurante, bar o cafetería los camareros te dan la opción de pagar junto o separado: “zusammen oder getrennt?”, una opción que no suelen dar en España. En Austria el camarero se dirige individualmente a cada cliente y le dice qué ha de pagar de acuerdo con lo que haya tomado. En el momento pagas y te dan el cambio, lo cual es más rápido y eficaz que en España.

La propina en Austria es de alrededor del 10% y es casi obligatoria. Por ejemplo, si un café cuesta 3,5 euros, pagas directamente al camarero 4 euros. No dejes la propina en la mesa (como hacemos en España), dásela al camarero directamente cuando pagues.

Perros en todas partes
¿Has visto alguna vez un perro tomándose un café con su dueño en una cafetería o comprando con él? Pues aquí lo podrás ver. En Austria los perros son animales bastante queridos. Su entrada está permitida en casi todos los lados, te puedes encontrar perros con sus dueños en muchos lugares: en el tranvía, en el metro, en el autobús, en los restaurantes, en las cafeterías, en las tiendas de ropa, en los centros comerciales... Así que te puedes estar tomando un típico café vienés con un perro a tu lado o, probándote un “dirndl” o unos “lederhose” para sentirte más austríaco y que aparezca un perro en el probador.

Hacer la compra
Algo tan simple como hacer la compra, puede resultarte algo diferente en Austria. Ya que por mucho que busques no encontrarás pescaderías, carnicerías o fruterías; todo eso se concentrará en un único supermercado. Aunque lo mejor que puedes hacer es ir a los “Bauernmärkte”, mercados ecológicos al aire libre. En la gran mayoría de las ciudades, hay este tipo de mercados con una gran variedad de productos ecológicos. Aquí se ofrecen desde carne, verduras, frutas, pan fresco, hasta pescados regionales y por supuesto, si te encuentras en Estiria también habrá el típico aceite de Estiria de pepita de calabaza. Estos mercados abren mayormente todos los días, incluso los fines de semana, aunque en ciertos días encontrarás más puestos con más variedades de productos. Además, la variedad de productos también dependerá de la época del año en la que vayas.

Y no te olvides que en Austria los horarios son diferentes, por lo tanto, estos mercados suelen abrir por la mañana bien temprano (sobre las 8:00) y cierran al mediodía (a la 13:00).

El transporte público
Moverte en transporte público es muy cómodo en Austria, y eficaz. No tienes que validar el billete, sólo si es un billete de un sólo viaje y lo compras en el propio bus, metro o tranvía. También es puntual y se accede rápidamente, ya que no hay barreras, no hay que pararse, buscar el billete, validarlo, y pasar por la barrera. Solamente tienes que entrar por la puerta e ir a tu vagón, sin pararte, como si siguieras andando por la ciudad. Es algo que ahorra mucho tiempo. Por otro lado, también se fían de la honestidad de sus habitantes. Pero tú también debes ser honesto, no vaya a ser que te venga el revisor y debas pagar una multa.

Algo positivo también, es que, en algunas fechas señaladas, por ejemplo, algunos fines de semana de Navidad, el transporte público puede llegar a ser gratis. La razón es nada más y nada menos que ayudar a que no haya tanta contaminación ni tráfico por el uso de vehículos propios.

Fumar en todas partes
La primera vez que fuimos a una discoteca nos dimos cuenta de que muchísima gente estaba fumando. Al principio pensamos que estarían fumando de forma “ilegal”, pero luego preguntamos y nos dijeron que no, que allí está permitido fumar en los locales, discotecas y también en restaurantes, bares, etc.… por lo que los locales suelen estar divididos en dos zonas, una para fumadores y otra para no fumadores. Estamos tan acostumbradas a que en España esto esté prohibido en sitios públicos interiores, que dimos por supuesto que en el resto de Europa sería igual y más considerando que Austria es un país muy avanzado.

No te quedes tranquilo bebiendo si no has mirado a los ojos antes
Cuando brindas, tienes que hacerlo mirando a los ojos, ya que si no lo haces puede traerte mala suerte. Para hacerlo perfecto, hay que brindar y mirar uno a uno. Hecho esto, antes de dejar la copa o el vaso tienes que beber un sorbo de tu bebida, que debería ser alcohol. Y por cierto, no te olvides de decir “Prost!” (¡salud!) cuando brindes. Ten cuidado porque la mala suerte se puede multiplicar, si estás en el multitudinario Oktoberfest.

No conocerás a ningún austríaco que pueda comenzar a beber de su nueva cerveza sin haber brindado antes con todos y cada uno de los que se sientan en la mesa.

Golpea la mesa en la clase como todos, es tradición
No te asustes, si en tu primera clase, cada vez que acaba una clase en la universidad o incluso en algún curso, los estudiantes empiezan a golpear la mesa con los nudillos (a modo de aplauso), aquí es tradición. Lo decimos por experiencia. La primera vez que fuimos a clase, nos llevamos un susto, cuando todos empezaron a golpear en la mesa, no entendíamos nada. Los austríacos lo hacen para dar las gracias al profesor o a un estudiante por su trabajo y el origen de esta práctica no está muy claro.

En conclusión, a veces por muy emocionante que pueda ser un nuevo lugar, puede llevar tiempo sentirse como en casa después de dejar atrás tu entorno familiar. Pero no te preocupes, aunque el choque cultural sea lo peor al principio, es algo que cada viajero experimenta de una forma u otra, y aquí en Austria la gente es muy abierta a lo nuevo.

Comments (0)

No comments found!

Write new comment

Ende dieses Seitenbereichs.

Beginn des Seitenbereichs: Zusatzinformationen:


Ende dieses Seitenbereichs.